Las festividades del fin de año en el contexto del COVID-19

 

 

Estamos en la recta final del año, y por supuesto, estamos ante la llegada de las celebraciones que dan sentido a la espera de los meses; primero, la fiesta/tradición que refleja (a mi parecer), la mexicanidad mejor que ninguna: el Día de Muertos, luego, las fiestas de la Virgen de Guadalupe que, más allá del simbolismo religioso, encuentran también un sentido de nacionalismo; no se diga las posadas... en general pues, todas las fiestas decembrinas que llenan de alegría nuestro hogar. La pregunta seria, o más bien la reflexión en torno a este tema (y perdón por el abrupto cambio de narrativa) sería: Qué puede pasar con estas celebraciones en el contexto de la pandemia que vivimos.


Es cierto, desde el inicio de este 2020 el reto para la humanidad ha sido, y sigue siendo, el combate a la peste. [Oí decir (atinadamente creo yo) por ahí, que el 2020 es: "El Año de la Peste"]. La enfermedad provocada por el SARS-CoV-2, que prácticamente todos conocemos, ha sido el reto y el obstáculo a superar para el mundo entero. Entre idas y venidas al confinamiento, los países y la gente hemos perdido la forma (más no la esencia) de nuestras fiestas más tradicionales, tal es el caso de estas que en México a fin de año se presentan y toman el rol principal.


Pocos días faltan para las festividades de los muertos, canceladas en su forma por la emergencia sanitaria. Estábamos acostumbrados a tumultos en los tianguis tradicionales y en los panteones que, en este año lucirán cerrados al público; sin mencionar los desfiles, las exposiciones y las muestras que en las principales plazas del país se habrían de haber montado con motivo de las celebraciones. Eso el año de la peste no se va a ver; en cambio, habrá que honrar a nuestros difuntos en un sentido mucho más espiritual y personal; por eso digo, cambia la forma no la esencia; pero sin duda en nuestra forma de ser, en la mexicanidad, este obligado recogimiento nos tiene atónitos. 


Tampoco habrá misas, peregrinaciones o misiones a la basílica [en este apartado debo aclarar que no hablo de la celebración del 12 de diciembre con afán de enfocarme en lo religioso, sino más bien en lo que estamos acostumbrados a ver públicamente en la fecha]. La iglesia católica de México en concordancia con lo indicado por las autoridades sanitarias del país, han determinado que se ha de cancelar la multitudinaria recepción de peregrinos de los días previos y del día de la Vírgen de Guadalupe, que como ya dije, más allá de imagen religiosa resulta ser un símbolo de identidad nacional, al haber sido la imagen estandarte del ejército del cura Hidalgo al inicio de la Guerra de Independencia de nuestro país (1810). 


De las fiestas decembrinas no se ha dicho nada, pero lo que es de esperar, naturalmente, es que al igual que las que anteceden, sufran modificación o cancelación a causa de la emergencia sanitaria. En fin, lo que reflexionaba hace poco y que sirvió de base para la elaboración de este artículo, es que estamos (todos) esperando el momento en que la "Nueva Normalidad" del mundo se vuelva una realidad pronto, y volver a un esquema de celebración de las fiestas lo más parecido a lo que antes de la peste solíamos tener.


Sábado, 24 de octubre de "2020: El Año de la Peste".

Las festividades del fin de año en el contexto del COVID-19 Las festividades del fin de año en el contexto del COVID-19 Reviewed by Alan Cortés Romero on octubre 24, 2020 Rating: 5

No hay comentarios.:

Home Ads

Con tecnología de Blogger.