Sí a la Universidad; crónica de la Sesión de Comuneros en que se donaron los terrenos


Sin dudas, el tema de la semana en Tepoztlán ha sido la construcción de la Universidad del Bienestar Benito Juárez, que desde el inicio del sexenio de AMLO, y de su gobierno de la 4T, se planteó para nuestro pueblo.

El dilema no yace en la decisión del pueblo, que mayoritariamente apoya el proyecto que representa la consecución de uno de los sueños de la comunidad tepozteca, que desde hace tiempo sueña con un proyecto que como este, representa el progreso, el acceso a la educación superior, y el beneficio para los jóvenes del pueblo. Repito, la las y los tepoztecos en su mayoría, apoyamos el proyecto, sin duda benéfico; el problema a yace en el grupo minoritario disidente de comuneros que, pensando y haciendo prevalecer intereses mezquinos y hasta cierto punto egoístas, se oponen a un proyecto que traería el progreso a la comunidad.

Es cierto, el proyecto se la Universidad del Bienestar se ha detenido por la falta de definición en cuanto a los núcleos agrarios en Tepoztlán, puesto que, a pesar de no gozar de legalidad, el grupo de la oposición que se niega al proyecto, tal parece que no entiende que en el punto, los intereses personales no existen: la Educación es un Derecho Humano, y por tanto, no puede estar sometido a la consideración o la desconsideración de individuos carentes de empatía, o del sentido de la legalidad o de la más mínima responsabilidad. Es cierto, el proyecto universitario y del CBTA es necesario para el pueblo y para sus jóvenes, y esto no puede estar a discusión.

Ayer, el Comisariado de Bienes Comunales, que goza de representación legal y personalidad jurídica (como se exhibió públicamente), celebró su sesión ordinaria y lo hizo ante la presencia de comuneros reconocidos, de parte del Comisariado Ejidal y del Presidente Municipal Constitucional, amén de la presencia de público asambleísta de todo el pueblo de Tepoztlán. El punto medular de la orden del día, sin dudas fue el punto en el que se aprobaba la donación del porcentaje de tierra no boscosa en la que ha de construirse la muy necesaria Universidad del Bienestar, que si bien no cuenta en este tiempo con un espacio físico propio, sí cuenta ya con 150 alumnas y alumnos inscritos desde hace tiempo; como era de esperarse, el punto se aprobó por unanimidad de votos de los presentes comuneros reconocidos y asistententes a la segunda convocatoria, y además, fue celebrado por los asambleístas quienes legitimaron el acto de aprobación, pues la publicidad de los procesos es crucial en la toma de decisiones de los pueblos con autodeterminación como Tepoztlán.

Tepoztlán necesita una Universidad, eso es indiscutible. La mayoría de la población apoya el proyecto, esto es innegable. El beneficio a corto, mediano y largo plazo es positivo. En Tepoztlán: Sí a la Universidad.
Sí a la Universidad; crónica de la Sesión de Comuneros en que se donaron los terrenos Sí a la Universidad; crónica de la Sesión de Comuneros en que se donaron los terrenos Reviewed by Alan Cortés Romero on junio 29, 2020 Rating: 5

No hay comentarios.:

Home Ads

Con tecnología de Blogger.